Chelsea Boots, de caballeros al rock and roll

Botines Carnaby

¡Quién diría que desde la época victoriana hasta hoy hemos calzado unas botas con tanta trayectoria! Las Chelsea Boots vieron la luz en el siglo XIX, gracias a la aparición de nuevas técnicas para trabajar el caucho, de la mano de J. Sparkes-Hall, un zapatero de la Reina Victoria. Es a él a quien debemos la creación del botín, que no dudó en incluir a la monarca en la patente para dar rotundidad a su invención. Se trataba, en origen, de unos zapatos ideados para andar: una bota formada por dos piezas de cuero cosidas, con una suela de caucho que permitía no resbalar en las mojadas calles de Londres.

Pero, ¿cómo llegamos a denominar esta bota ‘Chelsea Boot’? No sería hasta 1950 en King’s Road (curiosamente, el barrio donde se situó ‘Bazaar’, la primera tienda de Mary Quant), donde un grupo de artistas e intelectuales conocidos como Chelsea Set, consiguiese rebautizar estas botas. Desde ese momento, la deriva de símbolo burgués al rock and roll fue cosa de una década.

Beatles comprando botines

Abandonando su forma original de dos piezas, desde los años 50’ nos encontramos botas formadas por una sola pieza de cuero cosida a su suela de caucho, con un nuevo elemento definitorio: el tacón cubano, obra de dos zapateros, Anello y Davide. El modelo con este tipo de tacón fue conocido como The Beatle Boot, ya que fueron los Fab Four los primeros en apostar por esta bota. Sobra decir que los Beatles, al más puro estilo del Rey Midas, hicieron de oro a Anello con sus visitas al 96 de Charing Cross Road para hacerse con el ya popular botín.

Durante la década de los 60’, la estética Mod hizo suyo el uso de este calzado. No sabemos qué fue primero, si la influencia del rock and roll y las modas del momento o el hecho de que The Kinks o The Rolling Stones ya las calzasen por aquel entonces. Desde ese momento, y hasta hoy, hemos visto a la Chelsea Boot aumentar su tacón, reducirlo a su mínima expresión, en diferentes colores desde el básico negro a blancas, marrones, rojas, plateadas… en materiales como cuero, serraje, ante, y luciendo punteras en pico o redondeadas según el momento. Las hemos visto haciendo conjunto con trajes, con pantalones chino (si rememoramos cualquier fotografía de The Yardbirds o a los hermanos Davies), con pantalones de rayas rojas, negras, blancas, las hemos visto en el rock and roll, en el R&B, en el garage más cavernícola o en su forma más canalla… pero siempre, fieles a sí mismas. Sea como fuere, queda claro que si este calzado se ha convertido en emblema de una escena es por lo versátil que es de conjuntar con diferentes estilos.

Nosotros en Carnaby las usamos, las calzamos y las vendemos. Si quieres hacerte con un par y seguir el camino marcado por algunos de los artistas más emblemáticos de todos los tiempos… tan solo tienes que decirnos qué número calzas!

Compartir:

Un commentario de “Chelsea Boots, de caballeros al rock and roll

Responder a Luis ramirez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>