Harrington, de Manchester a Hollywood

Harrington Carnaby

Una chaqueta que ha sido reinventada hasta la saciedad desde que vio la luz en el Manchester de los años 30. La cazadora Harrington se convirtió en referente de protección para la lluvia; una chaqueta impermeable para un clima puramente inglés, una prenda ideada para los obreros de una industrializada ciudad.

Desde entonces y hasta hoy, han sido muchas las marcas que han creado su propio modelo, como Yves Saint Laurent y Ralph Lauren, conocidas entre el común de los mortales y otras más propias de las escenas Mod y Skinhead, tales como Lonsdale, Fred Perry, Pretty Green o Ben Sherman. Pero todas ellas, sin excepción, tienen su origen en el inmortal modelo Baracuta G9.

G9 hace referencia al material con el que se fabricaron estas chaquetas, que fue utilizado por marcas como Burberrys o Aquascutum. Baracuta, como marca personal, decidió que al confeccionar su propio sello, el modelo no podía llamarse de otra manera que no fuese Baracuta G9. Emplearon para su interior el Tartán de Fraser (de origen gáelico-escocés, del siglo XIII) y esa característica forma de paraguas en su espalda para repeler y mantener lejos el agua del cuerpo.

Su fama comenzó a ser notable, ascendiendo a una escala social superior al ser utilizada por golfistas, ya que esta prenda les confería movilidad y protección ante la persistente lluvia. En los 50 se inició la comercialización de la G9 en Estados Unidos, convirtiéndose de forma casi instantánea en un referente del estilo de los universitarios del circuito de la Ivy League.  Hollywood no quiso quedarse atrás, vistiendo a Elvis con una Baracuta G9 en el filme de Michael Curtiz, “King Creole”. Esta película aumentaría la demanda de la prenda entre los jóvenes y no tan jóvenes americanos. Uno de nuestros modistos referentes, John Simons, fue testigo del auge de esta chaqueta, del que sacó partido en su tienda Ivy.

Todo el mundo quería una G9, hasta Ryan O’Neal, actor de la serie “Payton Place”, estaba cómodo con ella puesta interpretando a Rodney Harrington. Tanto fue así que, una vez más, la ficción acabó por renombrar una prenda (lo habíamos visto antes en el caso de la “Rebecca” de Hitchcock). Así, la Baracuta G9 pasó a conocerse popularmente como la Harrington. Modelos y referentes de esta chaqueta los encontramos por doquier, ya en nuestra retina se ha quedado grabada esa imagen de Steve McQueen en “The Thomas Crown Affair” luciéndola o a Frank Sinatra.

La fama, el reconomiento y la adaptación a cualquier estética de la chaqueta  fueron el germen perfecto para que escenas como la Mod, influenciados por el estilo Ivy League, Scooterista por su funcionalidad o Skinhead por estética demandasen esa prenda, que a día de hoy sigue formando parte de nuestros armarios. Si quieres que forme parte del tuyo, pásate estos días por Carnaby y disfruta del descuento especial que tenemos para ti!

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>