La Trenca

Sin título

 Todos nos hemos enamorado de esta prenda de lana, con sus colmillos sujetos por alamares, el contraste de su color con el forro de la capucha, y su longitud de tres cuartos perfecta para guarecerse de frío, pero es muy poco lo que sabemos de ella.

Tenemos que buscar los orígenes de la trenca en el mundo militar, ya que fue usada, en su característico color camel, por la British Royal Navy durante la Primera Guerra Mundial. Si alguna vez os habéis preguntado el por qué de los colmillos como cierre, su uso solo responde a una cuestión meramente práctica: desabotonar un abrigo llevando puestos gruesos guantes para protegerse de frío en misiones en el mar. Asimismo, su capucha tiene grandes dimensiones para poder tapar una gorra militar bajo ella y protegerla de las inclemencias del tiempo.

Trenca2

Sería un miembro de esta armada quién diese otro nombre al abrigo durante la Segunda Guerra Mundial, denominándose Capa Monty, gracias al Almirante Montgomery.

Una vez acabada la guerra, el excedente de producción fue comercializado durante las décadas de los 50 y 60,  por la marca inglesa Gloverall, confiriéndole  el aspecto que hoy conocemos. Gloverall confeccionó un modelo muy similar al que hoy conocemos, y no dudó en emplear la imagen del héroe de guerra para vender la capa Monty entre la población inglesa de los 50 y 60. Junto con este abrigo, también se comercializaron otros que han sobrevivido a modas, como los abrigos navales, fabricados con el mismo material, importado desde Bélgica.

Los materiales con los que estaban confeccionadas las trencas han cambiado con el paso del tiempo. En la actualidad ya no se emplean huesos para los colmillos, ni lana sino paño (también conocido como tela Melton). A día de hoy asociamos la trenca a uniformes escolares, pero también con todo aquello que huela a moda inglesa, a pop y a una forma práctica de cubrir un traje para aislarlo del viento y la lluvia dando un toque elegante y a la vez informal gracias a sinfín de telas empleadas para forros y detalles.

gloverall

Erróneamente se ha formado la creencia de que su origen se debe a la marca Burberry’s, que ha convertido esta prenda en icono de moda atemporal, siendo sus diseños prendas codiciadas por muchos (pero al alcance de pocos).

Nosotros, en honor a esta prenda, confeccionamos (gracias a nuestro experto sastre) trencas tanto para hombre como para mujer, pero eso os lo explicaremos en diferentes posts para que conozcáis nuestros modelos, colores, forros, vivos, detalles y todo aquello que no sabíais que deseabais… hasta ahora.

Compartir:

4 comentarios de “La Trenca

  1. Adoro descubrir el origen de cada prenda y complemento, muchas de las historias son maravillosas y en los diseños y telas todo tiene un porque… Por supuesto esta me ha encantado, espero impaciente las demás…
    Un saludo desde mi tren del pasado…

    • Muchas gracias, a nosotros también nos encanta conocer la historia de las prendas, sobre todo cuando fabricamos algo queremos estar seguros de conocerla a la perfección, gracias por pasar.

      Saludos!

  2. Josep Cerdà Mulet

    Me encanta esta prenda. Tuve una en mi adolescencia y quisiera tener otra como aquella, pero que responda al modelo original lo más posible (ojalá pudiera ser una réplica de las de la II Guerra Mundial), tan holgada y calentita. ¿Es posible? ¿Cómo conseguirla?.

    Agradezco de antemano su respuesta.
    Saludos.

  3. Félix del Pino Ayllón

    En los años 76 yo gasté una trenca de pana inglesa. Con capucha.preciosa, de el CI.
    Era clarita y de pana gruesa. Por dentro era como de borreguito o algo así. Recuerdo que se calaba con la lluvia.
    ¿Dónde puedo encontrar algo así, para regalármela por mis más de 76 años?

Responder a Carnaby Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>