La Trenca

Sin título

 Todos nos hemos enamorado de esta prenda de lana, con sus colmillos sujetos por alamares, el contraste de su color con el forro de la capucha, y su longitud de tres cuartos perfecta para guarecerse de frío, pero es muy poco lo que sabemos de ella.

Tenemos que buscar los orígenes de la trenca en el mundo militar, ya que fue usada, en su característico color camel, por la British Royal Navy durante la Primera Guerra Mundial. Si alguna vez os habéis preguntado el por qué de los colmillos como cierre, su uso solo responde a una cuestión meramente práctica: desabotonar un abrigo llevando puestos gruesos guantes para protegerse de frío en misiones en el mar. Asimismo, su capucha tiene grandes dimensiones para poder tapar una gorra militar bajo ella y protegerla de las inclemencias del tiempo.

Continuar Leyendo…

Comenzando por el principio…

IMGP6047

Para poder hablar de nuestra tienda tenemos que remontarnos al año 2002, para ser exactos, al 17 de mayo de 2002.

En aquella época Pontevedra vivía un momento intenso para la escena sixties/mod. Nos podían las ganas de expresar a viva voz nuestra forma de ser y de vivir, nuestra música, nuestra estética y, en definitiva, de compartir con todos los ritmos de los que disfrutábamos.

En la ciudad podíamos disfrutar de locales como el Orange, único en cultivar los sonidos que más nos gustaban,  cada último viernes de mes nos dejábamos la suela del calzado en las sesiones que se organizaban (las Moucho Soul Club). También eran numerosos los conciertos y festivales como el PurpleWeekend en León, las sesiones como el Play It LouMoucho Soul Clubd 60’s Collective… Empezamos entre todos a crear el festival Floorstompers 60’s Weekend en el que el primer año tocaron los Phantom Keys, contamos con 14 DJs invitados llegados desde Mallorca, León, Barcelona, Madrid, Sevilla, etc. En palabras de Néstor Nantes: “¡Un despiporre Mod, vamos!” las ganas de expresar a viva voz nuestra forma de ser y de vivir, nuestra música, nuestra estética y, en definitiva, de compartir con todos los ritmos de los que disfrutábamos.
Continuar Leyendo…