La Trenca

Sin título

 Todos nos hemos enamorado de esta prenda de lana, con sus colmillos sujetos por alamares, el contraste de su color con el forro de la capucha, y su longitud de tres cuartos perfecta para guarecerse de frío, pero es muy poco lo que sabemos de ella.

Tenemos que buscar los orígenes de la trenca en el mundo militar, ya que fue usada, en su característico color camel, por la British Royal Navy durante la Primera Guerra Mundial. Si alguna vez os habéis preguntado el por qué de los colmillos como cierre, su uso solo responde a una cuestión meramente práctica: desabotonar un abrigo llevando puestos gruesos guantes para protegerse de frío en misiones en el mar. Asimismo, su capucha tiene grandes dimensiones para poder tapar una gorra militar bajo ella y protegerla de las inclemencias del tiempo.

Continuar Leyendo…